¿Qué es la cicatrización?

La cicatrización es un proceso biológico en el que hay reacciones celulares, donde los tejidos  actúan reparando las heridas, dejando una o varias marcas en la piel, dependiendo su profundidad y el área afectada. 

Tipos de cicatrización

El tipo de cicatrización de una herida dependerá del tejido que fue afectado o por el tipo de intervención quirúrgica. Los tipos de cicatrización se clasifican de la siguiente manera:

  • Cicatrización de primera intención: de los cuatro tipos es el que cicatriza más rápido, la herida no es profunda y se cierra por adhesión, es común que sea con una sutura o punto, dependiendo su longitud. 
  • Cicatrización de segunda intención: su proceso de cicatrización es más largo y complejo a diferencia del primero, pues la herida permanece abierta o con las capas de la piel separadas hasta finalizar la cicatrización. Esta cicatrización sucede cuando existe pérdida de tejido, una infección o trauma. 
  • Cicatrización de tercera intención: es implementado por un cirujano cuando la herida está infectada, por lo que debe de remover el tejido muerto, asegurándose de eliminar el material extraño para favorecer el proceso de cicatrización de la herida, dejándola abierta entre cuatro y seis días. Una vez controlada la infección se realiza la aproximación de los bordes para iniciar la cicatrización. 
  • Cicatrización de cuarta intención: es un método en el cual se acelera el proceso de cicatrización de un herida mediante injertos cutáneos. 

Fases de la cicatrización

Todas las heridas tienen un proceso de cicatrización que deben de cumplir para que sanen correctamente. 

Las fases de cicatrización son:
Inflamatoria: Sucede desde el instante en que ocurre la herida hasta el tercer o cuarto día. Siendo la fase donde se va a producir la hemostasia o la capacidad del organismo para detener la hemorragia y mantener la sangre en estado líquido en los vasos sanguíneos. Entrará en función la fase plaquetaria, donde la adhesión y agregación de plaquetas activará la coagulación generando fibrina y fibronectina. 

Ya en la fase de coagulación, se unirán las proteínas, plaquetas, glóbulos rojos, la fibrina y fibronectina para formar un tipo de red que impedirá una hemorragia.
También se liberan tromboxanos, vasoconstrictor potente que ayuda a prevenir la pérdida de sangre además de concentrar las células inflamatorias en la área afectada.
Más tarde los neutrófilos serán la célula predominante, que gracias a su acción microbicida ayudarán a limpiar la herida, eliminando bacterias y el tejido lesionado. Aproximadamente de tres a cuatro días después de la herida, los macrofágos remplazaran a los neutrófilos, esenciales para iniciar el proceso de cicatrización.  

De proliferación: en esta etapa se da la formación de vasos sanguíneos nuevos o la angiogénesis, produciéndose a partir de las células endoteliales, provenientes de los vasos sanguíneos que no están dañados, finalmente formando seudópodos. También se forma el tejido de granulación, epitelización y la contracción de la herida. 

De maduración o remodelación: es la fase final de la cicatrización, para este momento ya debieron pasar aproximadamente catorce o quince días de la primera fase, y se complementará esta última hasta la cicatrización completa. Normalmente el tiempo de cicatrización de heridas suele ser de dos años. Para esta fase la piel solo habrá recuperado del 70% al 90% su fuerza de tensión original, e iniciar un periodo de contracción de la cicatriz formando enlaces de colágeno, con la finalidad de formar la cicatriz y disminuir progresivamente la inflamación.

¿Por qué tardan en cicatrizar las heridas?

Existen múltiples factores de acción tanto locales como generales que pueden ser  la causa por la cual tarda en cicatrizar una herida. Factores locales: Infecciones, edema, hematomas, tensión de la herida por la sutura, múltiples curaciones o cuerpos extraños.
Factores generales: Alergias, diabetes, hipoproteinemia, Hipoavitaminosis C o ACTH (hormona adrenocorticotropa)

¿Cómo acelerar el proceso de cicatrización de una herida?

Para acelerar el proceso de cicatrización de cualquier tipo de herida no solo es importante estar al pendiente para evitar una posible infección, también debes de cuidar tu alimentación y lavar la herida de dos a tres veces por día.
También es importante que durante la curación diaria, hagas uso de un tratamiento especializado para tratar heridas, usa un jabón para lavar heridas abiertas y un gel antiséptico con activos que te ayudarán a estimular el proceso de regeneración de los tejidos y de la piel, en la zona afectada. Con este tratamiento, la cicatrización y la curación de heridas será más rápida y segura.
Tratar correctamente una herida te ayudará a evitar infecciones, posibles complicaciones en la recuperación o una cicatriz muy visible, esto dependerá de el área de cicatrización, ya que no es lo mismo una cicatriz atrófica a una queloide o una hipertrófica. En cualquiera de los tres tipos de cicatrices es probable que requieras una intervención quirúrgica si deseas “borrarla” de tu piel. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, estás hablando con el equipo Trioximed.
¿Cómo podemos ayudarte?