¿Para qué sirve la baba de caracol en la piel?

La baba de caracol es un fluido que preserva la vida de este molusco, pero también es un componente que se usa en la industria de la cosmética principalmente para atenuar los signos de envejecimiento facial en mujeres y hombres. La podemos encontrar en cremas faciales, cremas corporales, shampoos, jabones y geles.

¿La baba de caracol es buena?

Sí y mucho. Los beneficios que aporta a nuestra piel son excelentes. Un estudio del 2004 indica en sus resultados que existe una mejora en los parámetros de tersura, firmeza, alisamiento, flexibilidad e hidratación en la piel. Una de sus conclusiones es que los resultados obtenidos indican que existe tolerancia positiva a la aplicación cutánea  y que la baba de caracol es un componente enriquecedor para los productos cosméticos.

Beneficios de la baba de caracol en la piel

Después de aplicarse, la baba de caracol comienza la estimulación que promueve formación de elastina, colágeno y  alantoína, ayudando a reparar los signos de envejecimiento en la piel del rostro.

Algunos de los beneficios de la baba de caracol son:

  • Acelera el proceso de cicatrización, por lo que lo puedes usar para heridas leves
  • Te ayuda a aumentar la elasticidad de tu piel y a mejorar su firmeza
  • Previene las arrugas en tu rostro
  • Estimula la regeneración celular
  • Puede llegar a suavizar las estrías y la celulitis
  • Tiene la capacidad de atenuar las manchas en la cara y atenuar marcas de acné

Propiedades de la baba de caracol para la piel

Ya sabemos que los beneficios de la baba de caracol son múltiples y que nos pueden ayudar a comenzar a retardar el proceso de envejecimiento natural, pero ¿cuáles son las propiedades que nos aportan todos esos beneficios?

Pues bien, a continuación enlistamos las propiedades o activos de la baba de caracol:

Ácido glicólico: Gracias a su peso molecular puede llegar a las capas más profundas de la piel. Actúa como un exfoliante, eliminando las células muertas de nuestra piel pero también acelerando la regeneración de la misma. Cuando el colágeno y la elastina disminuyen su producción natural, el ácido glicólico reactiva su producción, regresándole a tu piel ese aspecto joven y brillante.

Alantoína: actúa como un bactericida cuando los tejidos cutáneos se encuentran dañados, para después favorecer la cicatrización. Colabora en la  producción de colágeno y ayuda a mantener la piel hidratada.

Colágeno: Ayuda a crear y mantener la estructura de cada uno de los tejidos que conforman nuestro organismo, manteniendo la firmeza de la piel y la flexibilidad.

Elastina: nos ayuda a mejorar la firmeza y el tono de la piel, combatiendo la flacidez,  signos de cansancio en nuestro rostro. Mantiene la hidratación de la piel y estimula la síntesis de ácido hialurónico.

La baba de caracol aporta muchos beneficios a nuestra piel, ayudándonos principalmente con los signos de envejecimiento cutáneo.

Para ello, te recomendamos buscar una crema de baba de caracol rica en activos que fortalezcan sus  beneficios. Es muy importante que al adquirir un producto con baba de caracol te asegures de que en verdad contenga este activo, pues es común encontrar en el mercado algunas cremas que tienen muy poca concentración o de plano el activo está tan diluido que no tiene efecto alguno en la piel.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, estás hablando con el equipo Trioximed.
¿Cómo podemos ayudarte?